domingo, 25 de enero de 2015

Big Hero 6, impresiones y teorías

Hace unos días fui a ver Big Hero 6, la última película de animación 3D de Disney. La película la disfruté mucho, tanto por la historia como por todos los homenajes y guiños que esconde. Pese a estar la sala llena de niños, prácticamente estuvieron todos en silencio toda la película, así que ya os podéis imaginar que la película te atrapa.


A estas alturas no os voy a contar la película, no quiero hacer una reseña ni nada por el estilo, quiero comentar algunos de los guiños de la película y exponer mi teoría al respecto del universo de la película.


La película está llena de guiños y homenajes pero hubo dos momentos que me llegaron a la patata.

El primero de ellos es la casa de Fred, no os voy a contar lo que pasa, pero me sentí muy identificado con el personaje, salvando las distancias, claro.

El otro momento que me hizo saltar literalmente de mi butaca fue el pedazo de homenaje que se marcan a la serie Stargate, que por cierto, es de mis series favoritas. Y es que hasta sale el General Hammond.



Por cierto, no os vayáis de la sala hasta después de los créditos, que tiene una escena postcréditos muy chula. Yo cometí un error de novato al irme y luego la tuve que ver en Youtube.

Tras ver la película se me ocurrió una teoría, que además se reforzó (por lo menos en mi cabeza) al leer algún artículo sobre la polémica que ha levantado en Corea de Sur el que se vieran imágenes que recordaran la bandera imperial de Japón en la película. 


La imagen es un concept art que he sacado de este artículo que habla del tema.

¿Cuál es mi teoría?

Pues que todo sucede en un universo paralelo en el que los Estados Unidos perdieron la segunda guerra mundial.

La ambientación de la película mezcla muchos elementos japoneses con otros americanos, tanto los protagonistas como la propia ciudad en la que se desarrolla la historia, San Fransokyo, mezcla de San Francisco y Tokyo.

Está bien, la cultura de un país puede cambiar debido a la inmigración, pero cambiarle el nombre a una ciudad es otro tema. No creo que los americanos dejaran que llamasen a su ciudad San Fransokyo salvo que hubieran sido invadidos. 

Cuando Japón se enfrentó a los EEUU eran un imperio, pero de eso han pasado 70 años, en ese tiempo todo puede cambiar mucho, como que se instaure la democracia y se pierdan los valores imperiales sin necesidad de violencia, solo con la evolución natural de las cosas.

Por estos motivos creo que la única forma de que exista una ciudad como San Fransokyo sería que los Japoneses hubiesen invadido EEUU y como a los Romanos, su expansión les costase su propia identidad (imperial en este caso).

¿Os parece muy rebuscado?

¿Qué pensáis al respecto?


1 comentario:

  1. Es una teoría bastante interesante, yo no me fije en esos detalles, de hecho me encantó la fusión de ambas ciudades y considero que está ejecutada a la perfección. La veré de nuevo ahora que ya está en la programación de HBO (http://www.hbomax.tv/movies) y trataré de hacerlo basada en tu teoría, seguro que sacaré cosas muy interesantes. Y por supuesto, me reiré un montón con Baymax, al que su torpeza lo vuelve sumamente tierno y agradable!!

    ResponderEliminar